September 29, 2022


Por: Ítalo Vergara

Anthony Torres Ruesta es un biólogo piurano de 28 años que actualmente reside en Singapur donde es becario postdoctoral en A*Star, institución dedicada al estudio y desarrollo de la ciencia y la tecnología. Desde el inicio de la pandemia de la Covid-19, la investigadora peruana ha colaborado en diversos proyectos relacionados con el estudio de la respuesta inmune frente al SARS-CoV-2 y vacunas contra esta enfermedad.

El laboratorio, para el cual trabaja el biólogo peruano Anthony Torres Ruesta, se especializó originalmente arbovirus. Estos virus son transportados por mosquitos y causan enfermedades como el chikungunya y el dengue.

Sin embargo, en enero de 2020, cuando ocurrió el primer brote de Covid-19 en Singapur, el centro de investigación comenzó a investigar principalmente la Reacción inmune de pacientes contagiados con SARS-CoV-2, dice Torres Agencia Hacia.

Con eso en mente, la investigación ha sido buscar biomarcadores que sean Anticuerpos producidos por el cuerpo humano para combatir el nuevo coronavirus. Estos permitían saber si una persona iba a sufrir un cuadro grave de la enfermedad.

“En el campo de la inmunología, los biomarcadores son proteínas producidas por el sistema inmunitario que ayudan a predecir la gravedad de la enfermedad. En ese momento, queríamos saber si niveles más altos de diferentes proteínas en la sangre de un paciente infectado podrían predecir si esa persona desarrollaría una afección grave”, explica. Agencia Hacia.

El equipo responsable de esta investigación colaboró biomarcadores serológicos, Es decir, se generan anticuerpos contra proteínas específicas (partes del virus) para saber si el paciente desarrollaría síntomas graves de Covid-19.

Esto marca el primer año de la pandemia. Una estrella (Agencia para la Ciencia, Tecnología e Investigación, por sus siglas en inglés) Torres se dedicó a investigar estos biomarcadores. Luego, cuando comenzó la campaña de vacunación contra la Covid-19 en el país asiático, el foco de la investigación se desplazó a examinar los marcadores que sirven como predictor. Eficacia de la vacuna de Pfizer en poblaciones asiáticas.

“Nunca se espera que las vacunas y los medicamentos funcionen de la misma manera o tengan la misma efectividad en diferentes poblaciones, porque aunque somos la misma especie, tenemos diferentes tipos antecedentes que pueden afectar la susceptibilidad a medicamentos, terapias o vacunas. Qué La mayoría de los estudios se han realizado con poblaciones caucásicas.A largo plazo, no se sabía qué cantidades de anticuerpos podrían producir en Asia”, dice.

Para ello, se controlaba a los vacunados cada dos o cuatro meses para saber cuál era la concentración de anticuerpos, cuánto tiempo duraba, qué partes de los anticuerpos se fabricaban contra qué partes del virus y si eran capaces de neutralizarlo.

También se hicieron estudios por grupos de edad para ver si las vacunas funcionaban mejor en personas mayores o menores de 60 años, revela Torres. “Lo que pasó en el desarrollo de Pfizer y Moderna es que sus estudios fueron mayormente en Estados Unidos y Europa, donde hubo más casos del virus. Sin embargo, en el sudeste asiático fueron más estrictos en el control y las medidas para prevenir la transmisión, por lo que tuvimos pocos casos. Como resultado, las vacunas no se han probado con tanta frecuencia en la población asiática. Queríamos saber cuánto dura la protección”.

Estudio para conocer las mejores combinaciones de vacunas contra el Covid-19

Recientemente, A*Star explora la utilidad de refuerzo o dosis de refuerzo. “Lo que queremos saber es cuál de las combinaciones de vacunas contra el Covid-19 funciona mejor y produce una mayor cantidad de anticuerpos, particularmente contra omicrónque es la variante dominante hoy”, dice Torres.

Los hallazgos de la institución singapurense confirmaron lo que ya habían sugerido otras investigaciones científicas: el nivel de protección de las vacunas no es mayor o menor a nivel étnico, pero sí lo es. más importante dependiendo del grupo de edad. “La protección dura mucho más en los jóvenes y menos en los mayores”, destaca el biólogo peruano.

Teniendo esto en cuenta, si las personas mayores de 60 años de la población asiática se vacunan primero con Pfizer y se les administra una dosis de refuerzo de Moderna, esta combinación funciona mejor que las personas que se vacunan con tres dosis de Pfizer. Ahora es el turno de Novavax y Covaxin, que se están probando para ver qué tan eficientes son refuerzo.

Estos proyectos fueron financiados por el gobierno de Singapur. se debe notar que Una estrella Actúa como una agencia de investigación, generando patentes que pueden venderse a las empresas y generando ingresos para el país, que luego se reinvierten en la institución científica.

investigación sobre la malaria

Cuando llegó a Singapur como estudiante de doctorado en 2017, Torres Ruesta estudió malaria. Su proyecto de tesis en la Universidad Peruana Cayetano Heredia (aunque se graduó de la Universidad de Piura) consistió en estudiar biomarcadores serológicos en pacientes de Loreto.

El objetivo era saber cuantas personas estuvieron expuestas al parásito que causa la enfermedad. “Cuando una persona se contagia de malaria tras la picadura del mosquito que la transmite, produce anticuerpos que le permiten combatir ese parásito. Pero la persona puede ser sintomática o asintomática, lo mismo que sucede en muchos casos de Covid. 19″.

Su investigación se centró en Estandarizar las pruebas serológicas para detectar el parásito en Loreto. Para ello, se tomaron muestras de sangre y se analizó el plasma en busca de proteínas específicas del parásito. plasmodio.

Torres también estuvo en Francia, donde realizó prácticas profesionales en ciencias de la vida Universidad de Burdeos. En 2017 solicitó una pasantía de 6 meses y aplicó a Laboratorios de enfermedades infecciosas A*Star, que se centra en la investigación de arbovirus. Luego, los investigadores de la agencia le sugirieron que solicitara una beca de cuatro años para hacer su doctorado, lo cual hizo.

“La ciencia es un área que no se debe descuidar… La moraleja de todo esto es que tanto los países desarrollados como los países en desarrollo no deben descuidar la investigación en ciencia y tecnología. El trabajo que hacemos de una forma u otra puede salvar vidas‘, concluye.

Más sobre los Andes:

(FIN) MIV/SPV

Publicado: 24/05/2022


Leave a Reply

Your email address will not be published.