June 25, 2022

Darya Modern Living presenta Calatrava4, un edificio totalmente rehabilitado en pleno distrito Madrileños de La Latina. Se encuentra a escasos metros de la Calle de Toledo y en una zona animada que aúna las tradiciones más tradicionales de la capital. El inmueble, de honda raigambre histórica, ha sido objeto de una profunda reforma por parte de un arquitecto de renombre, Antonio Ruiz Barbarín, y el joven estudio de diseño e interiorismo Codoo. El proyecto ha conservado los elementos más singulares de sus orígenes. Ha salvado parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad y amueblado sus catorce apartamentos con el estilo creativo y moderno propio de una capital europea del siglo XXI. La apabullante acogida de turistas extranjeros y el hecho de que sus paredes albergaran varios equipos de producción cinematográfica ha hecho que se le denomine en varias ocasiones como el “edificio de Netflix”.

Más que un proyecto arquitectónico, Calatrava4 es una exploración de la propia historia de Madrid. Los orígenes del edificio se remontan a 1656, cuando se publicó el primer plano de detalle de la villa, donde ya se levantan tres casitas en el solar del edificio actual. Las escrituras notariales de la época acreditan que en el siglo siguiente la propiedad perteneció a la familia Orejudo, quienes construyeron una casa palaciega en la que destacaba la magnífica escalera central. Aunque nunca se ha probado que los Orejudo fueran nobles, todo indica que tenían el conocimiento para reproducir un diseño barroco en una casa del municipio, ya que la calle Calatrava estaba entre las zonas más humildes de La Latina en ese momento pertenecía. Ya entonces era un barrio de comerciantes y artesanos, pero la proximidad de la corte y la densidad de templos religiosos favorecieron una rica mezcla de clases sociales.

En 1775 Francisco Orejudo y Muñoz donó el palacio a la Orden Franciscana, propietaria de un hospital en la misma calle. Desde entonces, los religiosos han sido propietarios del edificio hasta que Dazia Capital lo adquirió en 2017 para agregarlo a la cartera de MODERN LIVING de Darya Modern. La operación tuvo que ser aprobada por la Santa Sede ya que la propiedad le pertenecía Venerable Tercera Orden de San Francisco de Asís.

A lo largo de dos años, los equipos de Dazia Capital, Ruiz Barbarín y Codoo descubrieron las diferentes capas de un edificio con varios siglos de historia, lleno de vestigios de los madrileños más queridos. De hecho, Calatrava4 ha conservado sus elementos originales más distintivos: la escalera principal, una estructura de madera, los amplios espacios y la altura de los techos. Asimismo, se ha recuperado un patio que ofrece paz y tranquilidad en un barrio tan turístico como La Latina.

Todo el proceso de metamorfosis del edificio ha sido recogido en un libro, Calatrava4, con fotografías de Eduardo Nave, que documenta desde la investigación histórica sobre los lejanos orígenes del edificio hasta los materiales y planteamientos arquitectónicos de su reforma.

14 APARTAMENTOS NUEVOS

Cabe señalar que la división de alquiler de Dazia Capital gestiona actualmente alrededor de 55 apartamentos, pero tiene como objetivo gestionar 100 apartamentos a finales de este año. “Queremos sumar cinco edificios más a nuestra cartera”, dice Leticia PérezConsejero Delegado de Dazia Capital.

Respecto a Calatrava4, las viviendas van desde los 60 m2 de superficie construida hasta los 150 m2. Todos los inquilinos tienen acceso a un patio con mesas y sillas y una zona donde la operadora Darya ya ha comenzado a organizar algunas actividades deportivas, según confirma la propia empresa. “En los tres primeros meses teníamos tres o cuatro pisos de alquiler, pero desde marzo estamos completamente ocupados”, dice Sánchez Romero. “El 90% de nuestros inquilinos son extranjeros y muchos de ellos relacionados con el arte y la experiencia de vivir en un barrio como La Latina”, agrega.

la nueva propiedad Consta de 14 viviendas de obra nueva en pleno centro de la capital española. Cuatro de ellos están destinados a alquileres turísticos, los otros diez a alquileres a medio plazo. El precio del primero varía desde los 90 euros/noche hasta los 400 euros/noche en función del número de habitaciones, el día de la semana y la temporada. Tiempo Los ingresos del segundo están entre 2.100 euros al mes y 3.500 euros al mes. “Todos los suministros (agua, luz…), servicios (sábanas, internet…) y cualquier tipo de facilidad para el inquilino, como traslado al aeropuerto, están incluidos en el alquiler”, aclara. Pablo Sánchez-Romero, responsable de la expansión de Darya Modern Living.

LA LATINA Y MADRID

Por ejemplo, según la Sociedad de Tasación, el stock disponible de viviendas de obra nueva se ha reducido un 39% en Madrid y un 18% en Barcelona en el último año. Este fenómeno tiene implicaciones para un aumento en los precios de las propiedades que todavía está alimentando el mercado.

De hecho, cada vez se vive más la rehabilitación de viviendas en obra nueva. La provincia de Madrid es la que registra los precios más altos, con un metro cuadrado que ronda los 2.846 euros, una cifra que no se veía desde hace casi 15 años.

El proceso de transformación de la mansión quedó registrado en un fotolibro

La subida de los precios de la vivienda también se refleja en el mercado del alquiler. Según los datos presentados ayer por Fotocasa, la ciudad de Madrid está cerca de alcanzar su máximo histórico. En la capital, el precio del alquiler está un 7% lejos de alcanzar el máximo y algunos de los barrios más cercanos al centro muestran oscilaciones superiores al 10%, como Centro, Latina o Barrio de Salamanca, según el diario Cinco Días.

El precio del alquiler en la Comunidad de Madrid, por su parte, está a un euro con diez céntimos de alcanzar un nuevo récord en 14,55 euros el metro cuadrado. Alcanzó su precio más alto en plena pandemia, en abril de 2020, a 15,45 euros. En ventas, los precios siguen subiendo un 4,1% hasta los 4.063 euros el metro cuadrado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.